Jugando para aprender

Esta vez el turno fue para los más pequeños del apoyo escolar, quienes pasaron una tarde divertida  desarrollando actividades didácticas entre risas, símbolos matemáticos, números y rompecabezas. Cuando usamos el juego en espacios de aprendizaje todo es más divertido y motivante para los niños; además de que contribuyen en los procesos de atención y el seguimiento de instrucciones.

“Las matemáticas no son un juego, pero podemos aprenderlas jugando”

Compartir

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email